Saltar al contenido
visa para Estados Unidos
Índice

¿Qué es la visa para Estados Unidos de no inmigrante?

Todos sabemos que para entrar a los Estados Unidos debemos obtener una visa. De otra manera, no tendremos el permiso necesario que nos otorga la sección consular americana para ingresar al país. Sin embargo, no muchos saben que existen varios tipos de visas, entre ellas, la visa para Estados Unidos de no inmigrante

El nombre, visa para Estados Unidos de no inmigrante, tiende a resultar un poco raro al principio, pues ¿Cómo va a ser de no inmigrante si estoy viajando a otro país? Generalmente, para entender mejor este concepto, es necesario comprender su opuesto, la visa de inmigrante. 

La visa de inmigrante es para aquellas personas que tienen la intención de vivir en los Estados Unidos por tiempo indefinido. Además, la obtención de este documento representa, también, la obtención de ciertos derechos como, el derecho al trabajo en el país. 

Ahora que sabemos lo que es la visa de inmigrante, es fácil comprender que la visa de no inmigrante es para aquellos que no tienen como intención final vivir en el país. En cambio, el objetivo es lograr realizar un viaje temporal a los Estados Unidos. 

Dentro de las visas para Estados Unidos de no inmigrante, existen varias categorías o tipos de permisos. Estos se dividirán según el propósito por el que se vaya a realizar el viaje: turismo, escalas, negocios, trasbordo, estudio, entre otros. 

¿Cómo obtener una visa para Estados Unidos de no inmigrante?

La visa estadounidense, sin importar si es de inmigrante o de no inmigrante, es un trámite bastante complejo de realizar. Esto se debe a que la entrada al país parece ser realmente muy restrictiva para los extranjeros. 

Los que desean viajar como no inmigrantes, deberán completar un formulario que contiene una gran cantidad de preguntas para la seguridad del país y el conocimiento del solicitante. 

Si te interesa saber cuales son las preguntas que te harán en el formulario, seguí leyendo: Todo lo que tenés que saber del formulario para solicitar la visa americana

Luego de haber realizado este formulario, deberás enviarlo a la siguiente página web y abonar el arancel consular. Además tendrás que elegir los días y horarios en lo que harás tu entrevista.

Aquí es donde llega la parte difícil, la entrevista. En realidad no es nada demasiado complejo, pero los solicitantes suelen ponerse demasiado nerviosos, ya que, un pequeño error, podría costarles su viaje. 

El truco para pasar la entrevista sin problemas es estudiar tu formulario y saberlo como si fuera la palma de tu mano. No habrá nada que te pregunten que no haya estado entre las interrogantes del primer cuestionario. 

¿Se puede tramitar una visa para Estados Unidos de no inmigrante aunque todavía no tenga un viaje planeado?

Sí, es posible tramitar una visa de no inmigrante para Estados Unidos incluso si aún no tienes un viaje específicamente planeado. Sin embargo, es importante comprender cómo este factor puede influir en el proceso de solicitud:

  • Información sobre Planes de Viaje: Aunque no es obligatorio tener reservas de vuelo o alojamiento confirmadas al momento de solicitar la visa, el formulario DS-160 y la entrevista consular suelen incluir preguntas sobre tus intenciones de viaje. Se espera que proporciones detalles como las fechas estimadas de tu viaje, el propósito de tu visita y las áreas que podrías estar interesado en visitar en Estados Unidos.

  • Importancia de una Idea General de Viaje: Tener una idea general de tus planes de viaje puede ser beneficioso. Esto no solo te ayuda a responder preguntas durante la entrevista consular de manera más efectiva, sino que también demuestra que tienes una intención clara y legítima para visitar Estados Unidos. Por ejemplo, podrías mencionar que planeas visitar ciertas ciudades o asistir a eventos específicos, aunque las fechas exactas aún no estén definidas.

  • Honestidad y Coherencia en la Entrevista: Durante la entrevista consular, es crucial ser honesto sobre el hecho de que aún no has finalizado tus planes de viaje. Los oficiales consulares están entrenados para evaluar la credibilidad de los solicitantes, y ser transparente sobre tus intenciones puede ser visto favorablemente.

  • Evaluación de la Elegibilidad para la Visa: El oficial consular evaluará tu elegibilidad para la visa basándose en tus respuestas y los documentos presentados. Aunque no tener un plan de viaje detallado no es necesariamente un impedimento para obtener una visa, el oficial buscará asegurarse de que cumples con los requisitos de la visa que estás solicitando y que tienes intenciones genuinas de regresar a tu país después de tu visita a Estados Unidos.

En resumen, aunque es posible solicitar una visa de no inmigrante sin tener planes de viaje concretos, es aconsejable tener al menos una idea general de tus intenciones de viaje y estar preparado para discutirlas de manera honesta y coherente durante el proceso de solicitud.


¿Cuáles son las dudas más frecuentes de los solicitantes de la visa para Estados Unidos?

 

Las personas que van a solicitar una visa de no inmigrante suelen tener varias dudas y preocupaciones comunes. Algunas de las dudas más frecuentes incluyen:

  1. Elegibilidad: Los solicitantes a menudo se preguntan si son elegibles para la visa de no inmigrante que desean. Esto puede involucrar preguntas sobre la categoría de visa apropiada para su situación, como visa de turismo, visa de estudiante, visa de trabajo, entre otras.
  2. Proceso de solicitud: Muchos solicitantes se sienten inseguros sobre cómo iniciar el proceso de solicitud, cuáles son los formularios necesarios y cómo completarlos correctamente.
  3. Documentación requerida: Las personas a menudo tienen dudas sobre los documentos que deben presentar como parte de su solicitud, incluyendo el pasaporte, fotografías, evidencia financiera y otros documentos de respaldo.
  4. Entrevista consular: La entrevista consular es un paso crítico en el proceso de solicitud de visa. Los solicitantes suelen preocuparse por el tipo de preguntas que se les harán, cómo deben responder y qué documentos deben llevar a la entrevista.
  5. Vínculos con el país de origen: Los funcionarios consulares buscan evidencia de que los solicitantes tienen fuertes vínculos con su país de origen y la intención de regresar después de su estadía en Estados Unidos. Los solicitantes pueden tener dudas sobre cómo demostrar estos vínculos.
  6. Duración y extensión de la visa: Las personas a menudo quieren saber cuánto tiempo es válido su visado, si pueden extenderlo y cuáles son las restricciones de tiempo para su estadía en Estados Unidos. Lo normal para una visa de no inmigrante es que sea válida por 90 días de estadía y que tenga un máximo de vencimiento de 10 años. 
  7. Costos y tarifas: Las tarifas de solicitud y los costos asociados con el proceso de solicitud son una preocupación común.
  8. Requisitos de salud y seguro: Algunos tipos de visa pueden requerir seguro de salud o cumplir con ciertos requisitos de salud antes de ingresar a Estados Unidos.
  9. Cambios en las circunstancias: Los solicitantes pueden preocuparse por cómo cambiar sus planes de viaje o situación después de la emisión de la visa.
  10. Rechazo de la visa: El temor al rechazo de la visa es una preocupación común, y los solicitantes quieren comprender las razones detrás de los posibles rechazos y qué pueden hacer al respecto.

 

¿Cuál es la diferencia entre una visa de inmigrante y no inmigrante?

 

La distinción entre las visas de inmigrante y no inmigrante para Estados Unidos radica fundamentalmente en el propósito y la duración de la estancia permitida en el país, así como en las posibilidades a largo plazo que cada tipo de visa ofrece al titular:

  • Visas de No Inmigrante:

    • Propósito Temporal: Estas visas están diseñadas para personas que planean visitar Estados Unidos por un tiempo limitado. Esto incluye una variedad de propósitos como turismo, negocios, estudios, trabajo temporal, o tratamiento médico.
    • Duración Limitada: La estancia en Estados Unidos con una visa de no inmigrante está restringida a un período específico, que depende del tipo de visa y del propósito de la visita. Por ejemplo, las visas de turista (B-2) o de negocios (B-1) generalmente permiten estancias de hasta seis meses.
    • Sin Ruta Directa a la Residencia Permanente: Las visas de no inmigrante no ofrecen una ruta directa hacia la residencia permanente (conocida como «Green Card»). Los titulares de estas visas deben regresar a su país de origen al finalizar su estancia autorizada, a menos que cambien su estatus migratorio a través de un proceso legal.
  • Visas de Inmigrante:

    • Propósito de Residencia Permanente: Las visas de inmigrante están destinadas a personas que desean vivir permanentemente en Estados Unidos. Estas visas se emiten generalmente en base a la reunificación familiar, empleo, o por medio de programas de diversidad de visas (como la Lotería de Visas).
    • Conduce a la Residencia Permanente Legal: Al ingresar a Estados Unidos con una visa de inmigrante, el individuo se convierte en residente permanente legal, lo que comúnmente se conoce como poseedor de la «Green Card». Esto permite vivir y trabajar indefinidamente en Estados Unidos y puede ser un paso hacia la ciudadanía estadounidense.
    • Proceso de Solicitud Más Riguroso: Generalmente, el proceso para obtener una visa de inmigrante es más complejo y riguroso que para una visa de no inmigrante. Incluye, entre otros requisitos, la verificación de la elegibilidad basada en la categoría de visa, entrevistas y, a menudo, un patrocinador en Estados Unidos.

En resumen, la diferencia clave entre estas dos categorías de visas radica en la intención y duración de la estancia en Estados Unidos: las visas de no inmigrante son para estancias temporales y específicas, mientras que las visas de inmigrante son para aquellos que buscan establecerse permanentemente en el país.

 

¿Cuánto tarda la visa no inmigrante?

 

El tiempo que tarda el procesamiento de una visa de no inmigrante para Estados Unidos puede variar significativamente dependiendo de varios factores, incluyendo el tipo de visa solicitada, la carga de trabajo del consulado o embajada, y si el solicitante requiere un proceso administrativo adicional. Aquí te amplío más sobre el proceso administrativo y los factores que influyen en el tiempo de espera:

  • Proceso Administrativo Adicional:

    • Notificación al Solicitante: Si tu solicitud de visa requiere un proceso administrativo adicional, serás informado al final de tu entrevista consular. Este proceso es una revisión adicional que puede ser necesaria por una variedad de razones, como verificaciones de seguridad o la necesidad de información adicional.
    • Tiempo de Resolución: Aunque la mayoría de los procesos administrativos se resuelven dentro de 60 días después de la entrevista, no hay un tiempo estándar garantizado. El tiempo exacto puede variar dependiendo de la complejidad del caso y de factores específicos relacionados con el solicitante o su solicitud.
    • Causas de Demora: Las demoras pueden deberse a la necesidad de realizar verificaciones de seguridad más profundas, consultas en varias bases de datos, o la revisión detallada de documentos y antecedentes. En algunos casos, la demora puede estar relacionada con la alta demanda de visas y la acumulación de casos en el consulado o embajada.
  • Factores que Influyen en el Tiempo de Espera:

    • Tipo de Visa: Algunas categorías de visa pueden requerir más tiempo para su procesamiento debido a regulaciones más estrictas o a la necesidad de revisar documentación adicional.
    • Volumen de Solicitudes: El tiempo de procesamiento puede aumentar durante los periodos de alta demanda, como los meses de verano o las temporadas festivas.
    • Situación Geopolítica y Políticas de Inmigración: Cambios en las políticas de inmigración o situaciones geopolíticas pueden afectar los tiempos de procesamiento de las visas.
    • Situación Personal del Solicitante: Factores como antecedentes de viaje, lazos con el país de origen, y la claridad en la intención de viaje pueden influir en la duración del proceso administrativo.
  • Seguimiento del Estado de la Solicitud:

    • Consulta Online: Los solicitantes pueden generalmente verificar el estado de su solicitud en línea a través del sitio web de la embajada o consulado donde realizaron su solicitud.
    • Paciencia y Planificación: Dado que los tiempos de espera pueden ser impredecibles, es aconsejable planificar con anticipación y no hacer arreglos de viaje definitivos hasta que la visa haya sido aprobada y emitida.

En resumen, el tiempo que tarda el procesamiento de una visa de no inmigrante puede variar ampliamente. Los solicitantes deben estar preparados para posibles demoras, especialmente si su caso requiere un proceso administrativo adicional, y deben planificar su viaje teniendo en cuenta estos posibles retrasos.